Embaracé a una mujer que no quiero y este HECHIZO me ayudó

Hoy quiero compartir con ustedes un mensaje que me llegó hace poco. Son muchos los lectores agradecidos, pero este testimonio es especial. Nos escribieron desde Bogotá, Colombia, dando gracias por un hechizo milagroso que transformó la vida de Eliécer como él nunca pensó que se la iba a resolver. Voy a compartir esta historia comenzaba con una frase llena de angustia: “Maestro Juan Mayta, embaracé a una mujer que no quiero”.

“Embaracé a una mujer que no quiero”: así ayudé a Eliécer

“Embaracé a una mujer que no quiero”. ¿A cuántos hombres les ha pasado? Es una noticia que llena de angustia a quien la recibe. En este caso hicimos obrar a la magia.

Eliecer nos contó que en una noche de parranda se fue con una muchacha que conoció. La pasión del sexo, la noche y el alcohol hicieron el resto. Se dejó llevar por el momento y los resultados terminaron trastocando sus planes de vida. Ella salió embarazada.

Esta es una típica historia en nuestras ciudades del Caribe, aunque pasan sin duda en cualquier lugar del mundo. Eliécer sabía que debía resolver este problema lo más pronto posible.

“Juan, estaba desesperado, busqué todo tipo de ayuda, no quería hacerle daño a la muchacha pero tampoco quería arruinar los planes que tenía. Todo me daba vueltas en la cabeza. No podía dormir pensando en cómo solucionar este problema. Sí, embaracé a una mujer que no quiero, pero mi mayor deseo es solucionarlo por el bien de todos”.

Dios puso ante sus ojos mis servicios. Revisando internet dio con mi página, y aunque Eliécer no creía mucho en hechizos, ni en brujos, ni en brujería para hacer que una mujer pierda el embarazo, guardó la dirección. Dos días después volvió a aparecer la muchacha para exigirle que se hiciera cargo de “lo que había hecho”. 

Al día siguiente lo primero que hizo fue escribirme: “Soy de Bogotá y le quiero comentar que embaracé a una mujer que no quiero, necesito que me ayude. Necesito una brujería para que una mujer pierda el embarazo”. Sus palabras claras transmitían su angustia. Eliécer había dado con el sitio que necesitaba. 

Así lo hicimos: hechizo para hacer abortar a una mujer

El caso de Eliécer necesitó de una brujería para muy potente hacer que una mujer pierda el embarazo. Recurrí a la sabiduría que heredé de mis antepasados, poderosos chamanes del Cusco en Perú expertos en realizar todo tipo de hechizos con magia negra. También invocamos al señor de las Tinieblas, para que sus poderes intercedan e interrumpan el embarazo.

Le pedí a Eliécer que consiguiera un manojo de hojas de cinco árboles grandes que estuvieran sanos. Por separado, en un frasco le pedí que colocara las hojas a remojar en alcohol absoluto por tres días. La savia de las hojas desprendidas por el alcohol crea un fluido verdoso o amarillo que hay que dejar evaporar para tome cierta espesura. Esta es la base de nuestro hechizo. 

También le pedí que consiguiera un frasco pequeño de sangre de algún animal salvaje. Con estos dos ingredientes debía hacer una sola mezcla y sobre una tela blanca de un metro de ancho debía escribir el nombre completo de la muchacha embarazada. Este lienzo debe secarse al sol en un sitio discreto hasta que la tintura esté completamente seca en la tela.

Con esta tela se hace un saco donde quepa una prenda de vestir de la muchacha embarazada que debe ser cosida con hilo rojo. Es clave conseguir esta prenda, meterla dentro de la bolsa y colgarla en algún lugar de la casa donde corra la brisa y nadie la toque o la moleste.

La bolsa debe ser dejada en el sitio por siete días. Cada mañana se colocan las manos sobre la bolsa, se frota con fuerza y se recitan mentalmente los deseos de detener el embarazo. Los resultados son asombrosos. Este ritual debe hacerse bajo una estricta disciplina y responsabilidad.

“Maestro, de verdad estoy muy agradecido por su ayuda”, terminaba diciendo el último mensaje que recibí de Eliécer. Le pregunté sobre el rigor y la disciplina del hechizo y me dijo que lo había hecho de la manera correcta, sin perder un solo minuto y saltar ninguna instrucción. Este es uno de los secreto de mis hechizos, seguir las instrucciones al pie de la letra.

Puedo ayudarte con un hechizo para hacer abortar a una mujer

Soy  Juan Mayta, hechicero negro juramentado desde hace más de 30 años. Provengo del Cusco, Perú, tierra mística donde mis ancestros me heredaron todos mis conocimientos y dones sobre magia negra y ocultismo. Realizo todo tipo de trabajos amarres de amor, separación de parejas hechizos para hacer provocar abortos en mujeres resultado de infidelidades, de forma presencial y a distancia. 

Mis trabajos ocasionan un gran desgaste físico y espiritual, y son totalmente personalizados, así que tienen un costo. Te garantizo cien por ciento de efectividad y rapidez en la solución de tus problemas amorosos. Todo mi conocimiento está listo para sanar tu vida y conseguir ese milagro que tanto estás buscando.

Escríbeme a mi WhatsApp aquí para ayudarte con un hechizo para hacer perder embarazo a una mujer con la que tuviste una aventura. 

About the author: Maestro Juan Mayta